¿Que es el Pranayama?

Uno de los significados de “yama” es “control”, de manera que Pranayama es la ciencia del control del Prana.

Las Asanas o posturas son el tercer eslabón del Ashtanga Yoga, Raja Yoga o Yoga del control de la mente. El Pranayama es el cuarto paso dentro de este Yoga.

Cuando a través de las posturas hemos conseguido un cuerpo saludable, fuerte y flexible es el momento de empezar a descubrir y mejorar nuestros cuerpos más sutiles, nuestro cuerpo vital, por el que se mueven las diferentes energías o pranas, que tienen absoluto control sobre nuestro cuerpo y mente.

¿Que es el Prana?

Prana incluye la totalidad de las energías y fuerzas que existen en el universo. Prana es

la fuerza vital que lo impregna todo, desde lo más elevado y más vivo, hasta lo más inferior, denso e inerte.

Es el prana lo que brilla en tus ojos. El Prana es la fuerza, es el magnetismo. Es gracias al prana que el cuerpo puede realizar todas las funciones de la digestión, respiración, pensamiento… Si el cuerpo dispone del prana adecuado y este fluye libremente, estas funciones se realizan con normalidad, pero si no se dispone del Prana adecuado o este se encuentra bloqueado, aparecen trastornos, molestias y enfermedades.

Un hombre sano y fuerte tiene una gran abundancia de Prana o vitalidad. Por el contrario un hombre enfermo o débil carece de prana o energía para mejorar su estado.

El Prana se gasta pensando, deseando, actuando, hablando…

El prana se absorbe a través de la comida, del agua, del aire, del sol… pero la más importante fuente de prana para el cuerpo está en la respiración.

El Yoguí puede almacenar una cantidad inmensa de Prana por medio del Pranayama, igual que una batería puede almacenar electricidad.

El Yoguí que ha almacenado gran cantidad de Prana, irradia fortaleza y vitalidad a su alrededor.

Práctica de pranayama

Relación entre Prana, cuerpo y mente

Hay una relación directa y muy íntima entre el Prana, el cuerpo y la mente, de manera que lo que pasa en uno de ellos afecta a los otros dos.

El Prana o energía interna es como el eslabón de unión entre el cuerpo y la mente. Cualquier cambio en la circulación del Prana afecta rápidamente a nuestro estado mental, mejorándolo o empeorándolo.

Si uno es capaz de mejorar y tener un mayor control sobre estas energías sutiles, será también posible para él un mayor control de sus estados mentales, de su vitalidad y de su salud.

Que dicen los textos clásicos:

Extractos del capítulo segundo del Hatha Yoga Pradipika, un texto clásico de Hatha Yoga:

  • Habiéndose perfeccionado en las asanas, el yogui practicará el pranayama de acuerdo con las instrucciones de su gurú, con sus sentidos bajo control y observando una dieta benéfica y moderada.
  • Mediante la práctica correcta del Pranayama y con la ayuda de la alimentación y los bandhas adecuados se alcanza la liberación de todas las enfermedades.
  • Cuando se purifican los Nadis se originan signos externos: se produce indudablemente la delgadez y la agilidad del cuerpo…
  • Los signos de la perfección en el Hatha Yoga son: delgadez del cuerpo, voz elocuente, brillo en la cara, manifestación del sonido interior (nada), limpidez total y brillo en los ojos, liberación de las enfermedades, control sobre el fluido seminal, estimulación del fuego digestivo y purificación de los nadis…

Como empezar a controlar el Prana:

La respiración es una de las manifestaciones externas del prana.

A través de la respiración puedes controlar el prana sutil interno.

El trabajo es muy semejante a lo que hacemos con el cuerpo físico. Primero hay que limpiar el cuerpo vital, limpiarlo de impurezas y bloqueos que obstruyen la libre circulación del prana o energía vital.

Para ello nos valemos de dos tipos de ejercicios:

  • Kriyas: tienen como función la de limpiar, purificar, fortalecer y vitalizar determinadas zonas u órganos del cuerpo.
  • Anuloma-Viloma: es un ejercicio de Pranayama que específicamente se dirige a la purificación de todo el sistema energético, de todos los nadis o conductos por los que fluye la energía o Prana.

Estás técnicas, conforme el cuerpo se fortalece, van ganando en intensidad y provocando efectos y cambios sorprendentes tanto en el cuerpo como en la mente.

Pranayama en Yoga Studio Barcelona

La práctica del pranayama no es fácil, y para que sea efectiva debe ser practicada con constancia y acompañarse de posturas y de una alimentación correcta.

A pesar de las dificultades y de los inconvenientes anteriores, en el Studio organizamos actividades para que podáis empezar a conocer un poco más sobre el mundo de las energías, tanto a nivel práctico como teórico.

  • En el centro tenemos sesiones de práctica específicamente de Kriyas, de pranayama y Meditación para sentir el potente efecto de estas prácticas.
  • En las clases introducimos, de vez en cuando, un poquito de pranayama, para que “saboreéis” la práctica.
  • En el Curso de Formación de Profesores de Yoga son prácticas que nos acompañan durante todo el año. A algunos les cambia la vida!
  • Periódicamente organizaremos cursos de introducción al pranayama, que os permitirán conocer la teoría del prana, de los cuerpos sutiles, nadis, Chakras… y también empezar a prácticar estas técnicas con un poco más de intensidad.
  • Una vez al año, organizaremos un curso de Kundalini Yoga en el que profundizaremos más en este tema.

Si estás interesado/a en el tema y en las prácticas diselo a Pilar o Xavier para que te tengan en cuenta cuando organicen alguna actividad relacionada.

“Para ti, nuestro deseo de que las prácticas desarrollen lo mejor que hay en ti. Luz, Consciencia y Felicidad”

OM Shanti